domingo, 14 de diciembre de 2014

9 beneficios del multinivel (Entre otros)


El negocio multinivel, conocido también como negocio de marketing multinivel, MLM o de network marketing, es un modelo que nació a finales de la década de 1940 en Estados Unidos como base de una empresa de complementos nutricionales y vitamínicos en California llamada Nutrilite.

Es la comercialización directa de productos y servicios entre ofertante y consumidor final. Una de sus principales características es que el cliente también puede convertirse en vendedor. De esta manera, se forma una red de distribuidores donde todos sus miembros tienen la posibilidad de reclutar a más gente dentro de su organización y con ello ganar dinero por sus actos propios y por los de su red.

En entrevista con el Dr. Robert Sinnott, CEO y Director Ejecutivo de Ciencias a nivel mundial de Mannatech, empresa multinivel pionera en gliconutrición y en soluciones de tecnologías de alimentos reales y en productos del cuidado de la piel, habla sobre los beneficios de participar en este tipo de negocio para poder cumplir tus metas como emprendedor.
“Para mí, un negocio de multinivel es como un modelo de franquicia, te conviertes en un emprendedor con su propio negocio, horarios y depende de ti sacar adelante las ventas de acuerdo a tus estrategias”, afirma el Dr. Sinnott.

 De acuerdo con el Dr. Sinnot, dentro de los beneficios de formar parte de este tipo de negocios están:

1. Es un negocio probado. Para muchos representa un riesgo enorme invertir en una idea que no saben si funcionará o si será exactamente lo que el cliente busca. Pero si eliges una empresa que tiene años en el mercado y que goce de una buena reputación, será más fácil que decidas invertir en ella.

2. No hay límites. Tú decides qué tan alto quieres llegar en este tipo de negocios. Puedes esforzarte mucho y hacer que tus ventas crezcan para convertirte en una pieza clave de la compañía. “Tenemos algunos emprendedores en Sudáfrica, Corea y Estados Unidos que han crecido mucho. No importa el lugar o la cultura, si alguien quiere que su inversión valga la pena, debe encontrar formas innovadoras de vender su producto”.

3. Puedes apoyar a alguna organización (Emprendedurismo Social). Para algunos emprendedores es importante sentir que dan algo de su esfuerzo a los menos afortunados. En Mannatech tienen la oportunidad de participar en el Programa Social 5M, el cual permite a la gente dar una porción de sus ganancias a los que forman parte del programa.

4. Apuesta por una marca global. Volvemos a la parte en la que si representas a una compañía que tiene credibilidad y buena reputación seguramente conseguirás clientes más rápido. Además, puedes poner tu negocio en cualquier parte del mundo y dirigirlo desde el lugar en el que te encuentres.

5. Baja inversión. Muchos dicen que este modelo es como una franquicia, ya que vas a ser dueño de tu tiempo, tu negocio y podrás elegir hasta la ubicación. Un beneficio del multinivel es que la inversión es menor a la de la mayoría de las franquicias, así que si quieres probar este modelo puedes hacerlo sin invertir tanto dinero.

6. No tienes un jefe. Aunque operes bajo una estructura, no tienes a alguien detrás de ti todo el tiempo obligándote a vender cierta cantidad de productos. Los resultados, las ganancias y el éxito dependen de ti. Puedes llegar a tener hasta más ingresos de los que pensabas si trabajas a un ritmo más acelerado o si le dedicas más tiempo que las demás personas.

7. No hay horario de trabajo. Tú decides cómo quieres organizar tu día, tal vez eres más productivo por las mañanas o prefieres atender a la gente en las tardes. No importa qué elijas; depende de ti que en ese horario incrementes al máximo tus ingresos.

8. Te convertirás en un empresario. Piénsalo, si tu sueño siempre ha sido ser independiente y no trabajar para nadie con este modelo puedes ser dueño de tu tiempo, tener el control sobre el crecimiento que quieres tener y puedes contar con colaboradores para vender más productos en diversos territorios.

9. Obtienes consultoría para operar el negocio. Así como las franquicias te capacitan para llevar el negocio, este modelo reclutará a personas que cuenten con el perfil y las capacitará para enseñarles todo lo que deben saber respecto a este tipo de ventas y el producto que recomiendan.

Para algunos es difícil decidirse a entrar a este modelo de negocio no sólo por dejar de contar con un sueldo seguro, sino también porque no cualquiera puede trabajar desde casa. El Dr. Sinnot afirma que inició su negocio desde su casa y que después mucho esfuerzo logró convertirlo en uns empresa multimillonaria. “Lo que se necesita es disciplina y un espacio exclusivo que uses como oficina en la que trabajes tus ocho horas como en cualquier trabajo”, añade.

Con este tipo de negocio estás construyendo algo para ti, no para la empresa, pero no es para todos ya que requiere de mucha disciplina y de tener un horario fijo. Sin embargo, si tomas las decisiones correctas y trabajas con esfuerzo recuperarás tu inversión en poco tiempo.

Escrito por: Dr. Robert Sinnott

Yo añadiria alguna más:

Capacidad de tener una libertad financiera: No es lo mismo una persona trabajando 8 horas al dia que 8 personas trabajando una hora al dia. Cuantos más asociados tengas en tu red, más productividad efectiva sale al final del dia, y por tanto, llega un momento que tendras una libertad financiera, puesto que no deberas estar presente, ni tan siquiera trabajando para obtener beneficios.

Espero que os haya gustado el nuevo post, proximamente más articulos interesantes.
Un saludo. Fran Ruiz

lunes, 8 de diciembre de 2014

10 hábitos para cultivar la confianza en ti mismo - Por Francisco Alcaide


47

Fernando Alonso, piloto de Fórmula Uno
Tu mayor enemigo o aliado eres tú mismo. O sea, "Tu mente". 
Todo parte de ahí. Lo decía Ralph Waldo Emerson y otros muchos: "La confianza en uno mismo es el primer secreto del éxito". O dicho en otras palabras: Tu vida es tu autoestima.

Los pensamientos negativos son una especie de suicidio espiritual. La mente si no se domina es un campo de concentración que te agarrota, reprime y anula. Brian Tracy (@briantracy) en Metas: estrategias para determinar y conquistar objetivos dice: "Los mayores enemigos del éxito y la felicidad son las emociones negativas de todo tipo. Esas emociones negativas nos sujetan, nos agotan y nos despojan de la alegría de vivir. Desde el principio de los tiempos, las emociones negativas han hecho más daño a las personas y las sociedades que todas las plagas de la historia".
Tu forma de pensar da lugar a una cierta forma de sentir que se traduce en una forma de actuar. Tu representación interna determina tus comportamientos. Por tanto, de lo que se trata es de generar estados de la mente óptimos que se traduzcan en comportamientos adecuados para generar resultados.
Aquí van sólo 10 recomendaciones para que ganes confianza en ti mismo a través de los siguientes hábitos. 
Primero creamos nuestras costumbres y después ellas nos crean a nosotros" (John Dryden).
1. Cuida con mimo el ambiente en que te mueves: Recuerda lo que hemos dicho mucha veces aquí: "Si vives entre codornices, es muy difícil aprender a volar como las águilas". Los límites nunca están en las personas, están en los entornos. Hay gente que te carga de energía y gente que te chupa energía (incluso sin abrir la boca). Gente estimulante y gente tóxica. Cuidado con los derrotistas, pesimistas, negativos, conformistas... que te intentan cortar las alas. El éxito deja huellas y se trata de modelarlo. Rodéate de aquellos que piensas que te pueden enseñar. No olvides jamás a Mark Twain: "Mantente a distancia de aquellos que intentan disminuir tus ambiciones. La gente pequeña siempre hace eso; los realmente grandes te hacen creer que tú también puedes ser grande".
2. Aprende de los mejores: lo más importante que tiene una persona es su credibilidad, y la credibilidad sólo depende de una cosa: de tus resultados. Cada persona somos el resultado de nuestros resultados. Muchos empresarios, directivos, deportistas... han dejado sus enseñanzas, consejos y tips en libros y vídeos. Léetelos todos. Y después reléelos. Y más tarde otra vez. Aprende de ellos. Como decía Bertrand Russell: "La mejor prueba de que algo puede hacerse es que antes alguien ya lo hizo". Ver que otros pudieron te anima a ti a continuar y perseguir lo que añoras.  Alimenta y riega tu mente con mensajes inspiradores. Y recuerda que si quieres encontrar excusas para no salir de tu zona de confort vas a encontrar cientos de ellas.
3. Visualiza tus éxitos pasados: como decía Fernando Savater, "la felicidad es una forma de la memoria" y la infelicidad también. Haber conseguido éxitos pasados te estimula y anima para conseguir éxitos futuros, te pone en el estado de ánimo adecuado para generar las energías necesarias. Ver que ya conseguiste algo te catapulta a conseguir más. Mete en el cajón lo negativo y recréate en las experiencias positivas, en aquellas que salieron bien y te aplaudieron. El cerebro no distingue entre ficción y realidad, cuando sientes de verdad lo que visualizas estás provocando que la mente encuentre vías para alcanzar aquello que deseas. 
4. Cuida tu cuerpo: Que es tu casa, allí donde moras y habitas todos los días. No la abandones. Y ello implica cuidar tres cosas: sueño, nutrición y ejercicio físico. Hay ciertas comidas que conducen a estados de ánimo más tristes y depresivos; lo mismo pasa con el sendentarismo: hacer ejercicio físico y estar en movimiento tiene ventajas en la salud y en el ánimo al liberar ciertas sustancias químicas estimulantes del bienestar. Y con el sueño, más de lo mismo: dormir mal y no descansar produce malestar en tu cuerpo, humor desagradable y cansancio que restan energías y ánimo para ser productivo.
5. Haz el ridículo en cosas sin importancia: en aquellas cuyos resultados no te afectan a tu trabajo ni prestigio: aprender a bailar, inglés, magia.... Si te lanzas en esas cosas sin importancia, poco a poco tu miedo al ridículo irá cayendo y eso significa que te atreverás a dar el paso en cosas con importancia. No existe miedo al fracaso, existe miedo al ridículo. Todo el mundo sabe de sobra que si inicias una aventura del tipo que sea (empresa, matrimonio, etc) puede ir mal; los miedos vienen de la ridiculización que hacen los demás, de herir el orgullo con las cosas no salen, y el ser humano tiene mucho orgullo. Cuando lo vences, ganas la batalla.
6. Habla en público siempre que puedas: es una de las cosas que más aumenta la confianza en uno mismo. Lánzate. Muchas veces no se trata de hacerlo bien o mal, sino simplemente de hacerlo. Irás venciendo resistencias. Empieza a decir "sí" cuando te lo proponga. Hay miles de oportunidades todos los días para hablar en público. No dejes de ver la película de cine Dí que Sí (Yes man). Allí se apunta: "Dices que NO a la vida y por tanto, no vives. Cada vez que se te presente una oportunidad dirás SÍ". 
7. Habla con desconocidos: ¿Sabes cuál es el mayor miedo a la hora de vender? El miedo al rechazo. ¿Sabes cuál es el mayor miedo a la hora de pedir ayuda? Que nos digan NO. Y ese miedo al rechazo, es producto de nuestra inseguridad, de que interpretamos que el NO significa que "no me quieren"; y ya sabemos que "el anhelo más profundo del ser humano es sentirse querido". Por eso muchas cosas no las hacemos por miedo al NO. Lánzate a hablar con desconocidos. Lo importante no es la conversación, sino lanzarse. Si ves a alguien con un perro, detente y acaríciale y pregúntale qué raza es; aprovecha los viajes de turismo o negocio, para entablar conversaciones con los lugareños o los empleados de hoteles, etc; igualmente para a gente por la calle de tu ciudad y pregunta por una dirección o lugar e intenta que no sólo sea pregunta-respuesta sino un poco más de conversación. Pero hazlo como rutina, todos los días con 1 ó 2 personas al menos. Verás como empiezas a sentirte mejor contigo mismo, a ganar confianza, a mejorar tu autoestima al ver que el 90% sigue tus conversaciones y no te rechazan. Y recuerda: si alguien te rechaza, tranquilo: hay gente enfadada consigo mismo que lo paga con los demás; no es nada personal.
8. Da tu opinión en los temas: Sí, no te quedes callado. No seas de lo que dices: "A mí me da igual". No, no te da igual. Tú también tienes opinión, pero por miedo a no gustar, no te atreves a expresarte. Cuando haya debate en tu vida personal, con tu pareja o amigos sobre dónde ir o qué hacer, di lo que te gusta. Lo mismo en tu vida profesional ante cualquier proyecto. Tu opinión es tan válida y respetable como la de los demás. No te infravalores. También verás como poco a poco vas ganando confianza.

9. Cuida tu apariencia física: O dicho de otra manera: sentirte bien por fuera te hará sentirte bien por dentro. Los cuidados estéticos o tu forma de vestir ayudan mucho ¿No hay un determinado vestido, palabra de honor, jeans, sandalias o botas que cuando te las pones "te ves más guapa"? ¿No te ha ocurrido lo mismo cuando te has hecho un cambio de look en tu pelo? Ello te lleva a sentirte mejor, más seguro de ti mismo, y eso se refleja en tu comportamiento y trato: más abierto, más simpático, más cercano, en definitiva, más cautivador. Esa actitud, se transmite y los demás la perciben y responden de la misma manera. Tu mundo exterior no es más que un reflejo de tu mundo interior. El grado de distancia (o conexión) con los demás es el grado de distancia (o conexión) que existe con uno mismo.  Las cosas no ocurren por azar. Hay que provocar las emociones positivas. Sentirte bien te lleva a obrar bien. Si te gustas más, más gustarás a los demás. En lo que te concentras, se expande, se agranda. Lo decía Louise Hay: "Sólo hay una cosa que sana todo problema: amarse a uno mismo".

10. Acude a eventos: La baja autoestima suele derivar en un bajo nivel de relaciones sociales; la alta autoestima da lugar a muchas y variadas relaciones. Y si la vida es algo, el menos en la empresa, la vida es relaciones. Como apunta John C. Maxwell, en El poder de las relaciones: "Trabajar duro no es suficiente; tampoco ser excelentes en lo que hacemos; para ser exitoso tienes que aprender a establecer relaciones". Por eso, sumérgete en los eventos. No te preocupes del resultado final. Simplemente el hecho de acudir a eventos profesionales (de tu sector) y personales (fiestas, celebraciones, inauguraciones), y estar en medio del "sarao" te permite aprender e interiorizar inputs por ósmosis, sin darte cuenta. Poco a poco te irás te irás sintiendo más cómodo y conociendo más gente.

Y dos más de regalo:

11. Haz cosas por los demás: Aristóteles dijo hace más de 23 siglos que "la generosidad es un egoísmo inteligente". Cuando ayudas a los demás, la gente se siente agradecida y te lo valorará, y eso te hará sentir bien contigo mismo, ver que eres útil, y que tú también puedes aportar cosas interesantes. No se trata de grandes cosas, sino de pequeños gestos cotidianos del día a día que todos sabemos.

12. Sonríe: cada vez que sonríes, aunque no te apetezca, estás mandando una orden al cerebro de que todo está bien, y eso te hará sentir mejor Acuérdate de William James: "El pájaro canta porque es feliz pero también es feliz porque canta". Además, cada vez que sonríes a una persona, lo que le estás diciendo inconscientemente es "me gustas", por eso resulta tan eficaz y genera tanta "conexión emocional" con la otra parte que te tratará de la misma manera y habrá feeling y buen rollo. Recuerda: la sonrisa es la forma más barata de mejorar tu apariencia. El diseñador Paco Rabanne afirmaba: "la sonrisa es el mejor atuendo de una modelo".

Y estos diez puntos (más dos), ponlos en práctica sin meterte excesiva presión: pasito a pasito. No te flageles. No te exijas demasiado. No se trata de pasar de un extremo a otro de la noche a la mañana, sino de ir venciendo y derrotando resistencias pequeñas pero todos los días. Recuerda lo que hemos dicho aquí muchas veces: Poco + Poco = Mucho; un poco sin importancia, más otro poco sin importancia, más otro poco sin importancia... acaba siendo mucho. El mayor enemigo en los procesos de Desarrollo Personal: la impaciencia, el querer ir demasiado rápido. Te llevan a exigirte demasiado, con lo que al final no cumples con lo establecido (que es mucho), te frustras y abandonas.

Y hasta aqui este magnifico post de Francisco Alcaide, espero que os haya gustado tanto o más que a mi, pronto volveremos con más entradas interesantes. Fran Ruiz. 

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Las 10 reglas de la riqueza que cambiarán tu vida - Por Arturo Quijano.

Hoy os traigo un Articulo de un conocido, Arturo Quijano, en el cual nos habla sobre las 10 reglas de la riqueza que cambiarán tu vida. Todos debemos poner en practica los consejos que nos brinda!

 10 reglas de la riqueza que cambiarán tu vida



  1. Los ricos ven oportunidades, los pobres ven obstáculos. Los ricos ven crecimiento, los pobres ven crisis. Los ricos se centran en las ganancias, los pobres en las pérdidas. Los ricos proponen soluciones, los pobres solo se quejan. En conclusión la diferencia de una persona rica y una que no lo es, se define en su forma de ver al mundo.

  2. Los ricos no utilizan la palabra problema, usan el término “reto”. El secreto del éxito no es tratar de evitar los problemas ni deshacerte de ellos; tampoco acobardarte ante ellos. Un simple cambio de enfoque transformará tu vida, algo tan sencillo como cambiar de tu vocabulario la palabra problema y sustituirla por reto o por oportunidad. El secreto es que tú crezcas de tal forma que seas más grande que cualquier reto. Tu postura ante los problemas definirá si estos tendrán solución o no.

  3. Los ricos toman el control de su vida, los pobres esperan a que terceras personas resuelvan sus conflictos. La mejor forma de tomar el control de tu vida es preparándote financieramente. No olvides que el rico se educa, mientras el pobre se entretiene. Por esta razón al sistema le conviene que las personas ignoran su realidad.

  4. Los ricos se centran en ganar, conservar e invertir su dinero. Si quieres ser pobre, céntrate en gastarte el dinero. Puedes leer mil libros y asistir a un centenar de cursos sobre el éxito y la prosperidad, pero todo se reduce a eso… Ganar, conservar e invertir inteligentemente tus recursos. Cada dólar que pasa por tus manos tiene siempre dos opciones; la primera, convertirse en un activo y la segunda opción es ser gastado y transformarse en un pasivo. Tú tienes el control de tu futuro financiero.

  5. Los ricos administran antes de poseer, mientras que los pobres esperan tener para poder administrar. En muchos casos el pobre ya tiene gastado el dinero antes de que este llegue a sus manos. Los pobres tienen las siguientes ideas:

    “No tengo suficiente dinero que administrar”, “Me sobra mucho mes al final del día de pago” o “Comenzaré a educarme cuando tenga dinero”, ellos tienen un enfoque erróneo, es decir están mirando por el lado equivocado del telescopio. En vez de tener la idea de… “Cuando me sobre el dinero empezaré a administrarlo” se debe decir…“Cuando empiece a administrarlo me sobrará el dinero”.

  6. Los ricos hacen que el dinero trabaje arduamente para ellos, los pobres trabajan mucho por su dinero. Los ricos saben que la única forma de hacer que su dinero trabaje para ellos es construir un negocio e invertir las utilidades que este les brinde. Los pobres no alcanzan riqueza por que trabajan arduamente para enriquecer a alguien más.

  7. Los ricos entienden que hay que pagar un precio hasta que “su dinero” trabaje lo suficiente para ocupar su lugar. Es decir, los ricos comprenden que su tiempo debe ser invertido con educación financiera para hacer que su dinero trabaje arduamente para ellos. Ellos piensan que cuanto más trabaje “su dinero” menos tendrán que trabajar ellos.

  8. Si quieres obtener dinero tienes que brindarle algo de valor a las personas. Si quieres ser rico debes brindarle algo de valor a MILLONES de personas. La mejor forma de conseguir una gran fortuna es edificar la vida de millones de personas a través de la generación de valor. Nuestra labor debe ser dejar el mundo mejor de como lo encontramos. Ayudar a millones de personas a mejorar su vida a través de nuestros negocios es la fórmula infalible de la riqueza.

  9. El rico está siempre dispuesto a pagar el precio de su éxito, aunque este sea duro y doloroso. Si estás dispuesto a hacer sólo lo que sea fácil, la vida será dura. Pero si estás dispuesto a hacer lo que sea duro, la vida te será fácil.

  10. El rico sabe que siempre se puede obtener más de la vida, por eso siempre está aprendiendo y creciendo personalmente. Recuerda que siempre puedes ser más, tener más y hacer más, porque siempre puedes ser más sabio, es decir siempre puedes expandir tu contexto. Aprende esta lección invaluable: “Los ricos no siempre fueron ricos, ellos decidieron crecer como personas y adquirir sabiduría, entonces no es lo que tengas hoy, más bien es en quien te conviertes en el proceso”. La mejor forma de obtener más en la vida es SER más tú.
"Tu sistema de creencias es el responsable de los resultados que hoy tienes en la vida. Aquel que puede cambiar sus pensamientos, será capaz de crear un destino magnifico". Arturo Quijano